Pillado?

Anuncios

Un perro dispara a un cazador neozelandés en las nalgas

Disparo en el culo y un perro que no fue el mejor amigo de su amo. Un cazador neozelandés de 40 años había estado de montería con un grupo de amigos en los bosques de Dargaville, en la isla del norte de Nueva Zelanda, y se estaba sentando en el asiento posterior de su coche cuando su can saltó encima del gatillo y disparó el arma, hiriéndole en un glúteo.

El cazador, cuyo nombre no ha sido divulgado, fue transportado en helilcóptero al hospital de Whangarei donde ha sido operado para quitarle la bala y ahora se encuentra estable, recuperándose en el hospital.

“Creía que el fusil no estaba cargado”, ha dicho a la policía. El hombre ha tenido suerte dentro de lo que cabe, según el sargento Ian Anderson, quien señala que hay que tener mucha precaución en la manipulación de armas de fuego.


Fuente

Mató a su hijo de 15 años porque dijo que abusó de su hermanita de tres

Un hombre de Michigan, Estados Unidos, golpeó y arrastró a su hijo de 15 años a un basurero donde lo hizo desnudarse antes de pegarle un tiro porque había admitido que abusó de su media hermana de tres años.

El hombre, identificado como Jamar Pinkney, atacó a su hijo adolescente en su hogar de Highland Park después de que su mujer, Lazette Cherry, le contara sobre lo que el chico supuestamente había hecho, informó el sitio inglés Daily Mail.

En ese mismo instante, el hombre empezó a golpear al adolescente, Jamar hijo, y lo llevó hasta un basurero cercano, desoyendo las súplicas de su mujer. “Yo le dije ‘esas cosas no se barren debajo de la alfombra’ y él empezó a pegarle ahí mismo”, relató horrorizada Cherry.

“El rogaba: ‘¡No, papi, por favor no!’”, contó la mujer, pero aún así, Pinkney obligó a su hijo a desnudarse en el medio del depósito de basura y le pegó un único tiro en la cabeza.

Conforme avanzó la investigación de la policía de Michigan, se supo que la víctima en cuestión no había sufrido traumas en sus genitales ni tenía signos de haber sido atacada. Según su madre, el chico había dicho que atacó a su hermana “porque sabía que no estaba bien”.

Según la defensa de Pinkney, un cartero de ascendencia afroamericana, el hombre actuó “en un momento de rabia”, que le valió la muerte de su hijo, y la sentencia de la juez Brigette Officer, quien lo envió a la cárcel sin posibilidad de fianza.

Los alumnos del colegio King High School, donde cursaba el adolescente, lo recordaron esta tarde como un chico sonriente parecido a “un osito de peluche”, que se sacaba siempre buenas notas.

“No había nada que Jamar no hiciera por su padre. Lo quería muchísimo”, aseguró la madre.

A ver si se pudre en la carcel

Fuente