Un patrón generoso

Marco Colombo, 38 años, dueño de una pequeña empresa metalúrgica de Turbigo, en el norte de Italia, tuvo la suerte de ganarse un millón de euros en la lotería y sus empleados la suerte de tenerlo como patrón. En efecto, Colombo repartió más de un tercio del premio entre sus empleados, cumpliendo con la ritual promesa que hacía cada semana: “Si gano, reparto”. Dicho y hecho. Cada uno de sus cinco empleados recibió 70.000 euros (unos USD 105.000).

Fuente

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s