El hombre que no puede dejar de crecer.

Gracias a su físico, Javier Botet, uno de los protagonistas de la película ‘Rec 2’, es uno de los actores de cine fantástico más reclamados. Padece el ‘síndrome de Marfan’, el mismo que sufrió Abraham Lincoln.

Le han operado en cinco ocasiones “sin contar la fimosis”, explica con sentido del humor. “A los dos años y medio, para corregirme el pecho hundido, tuvieron que echarme el esternón hacia delante, pues el corazón y los pulmones se estaban quedando sin espacio. A los cinco, me extrajeron el esternón y lo reconstruyeron. A los 13, tuvieron que recortarme huesos del pecho que habían crecido desordenadamente. A los 20, me operaron la curvatura de columna mediante una técnica llamada ‘nuss’, para lo que me introdujeron varillas y tornillos de titanio. Y a los 27, me operaron de corazón para prevenir el aneurisma de aorta. Me pusieron una funda, como quien pone cinta aislante a un cable, y todo salió estupendamente”.

Si os dais cuenta.. solo ha necesitado una capita de maquillaje xD

Que impresión da!! pero pobrecito mio que dolores habrá tenido que pasar… yo también soy muy alta y  me han dolido mucho los tendones hasta que termine de crecer… a este ni pensarlo quiero.

Fuente

1 comentario

  1. La verdad es que su aparición en pantalla es aterradora y fuera de ella, como se comenta en el artículo da un poquito de cosica también.


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s