“Oh, sí, nena, tú sabes lo que quiero”

Hay gente que debería estar encerrada bajo llave por prescripción médica, y si no leed atentamente la historia del australiano Adam Michael Kelly.

Este angelito de 25 años y que, en teoría, se dedica a jugar al rugby, tuvo que ser detenido la noche del pasado 31 de agosto por intentar violar a un parquímetro. Se pilló la cogorza del siglo y decidió atacarlo sexualmente.

Según cuenta la policía, el tipo estaba hecho un animal. Por lo visto, cuando llegaron al lugar de los hechos alertados por una mujer asiática a la que le había hecho un comentario racista, Adam estaba prácticamente partiéndose la pelvis a empujones contra el poste al grito de “oh, sí, nena, tú sabes lo que quiero”. Un romántico, vaya.

Por supuesto, pasó toda la noche en el calabozo, pero la multa es irrisoria. El juicio, que se celebró esta semana, dictaminó que tenía que pagar una multa de… ¡150 dólares! Así nos va. Con ese escarmiento de la justicia seguro que no bebe más.

PD: El lumbreras de su abogado, Richard Kelly O’Shane, alegó que el pobrecito había bebido mucho celebrando con sus compañeros de equipo el fin de la temporada. Ah, bueno, si es por eso no pasa nada.

parkingmeter

Fuente

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s