Dos borrachos amanecen con un pingüino y no se acuerdan de nada

Primero se metieron a nadar con los delfines. Después, arrancaron un extintor y se lo tiraron a los tiburones. Y a continuación, asaltaron el hogar del pingüino Dirk, a quien secuestraron y se lo llevaron a su casa. Eso es, al menos, lo que les ha contado el juez que hicieron, porque ellos estaban tan borrachos que no se acuerdan de nada.

Rhys Owen Jones, un ex soldado británico de 21 años, y su compatriota Keri Mules, albañil de 20, han sido condenados a pagar 760 euros cada uno por robar al pequeño pingüino del parque Sea World de Brisbane, en Australia, y llevárselo a su casa.

El delito se cometió hace unos días después de que los dos jóvenes quedaran a beber vodka, lo cual hicieron con generosidad y, ya completamente borrachos, decidieran ir al parque animal a hacer gamberradas.

Dieron una ducha al pingüino
Según su testimonio, recogido por el portal terra.es de la prensa australiana, cuando despertaron en casa se dieron un gran susto al ver al animal correterar por el salón y, al no saber qué hacer con él, optaron por dar una ducha al pingüino e intentar darle algo de comer.

A continuación, lo dejaron en un riachuelo cercano con la esperanza de que él solo llegara al mar. Pero unos vecinos vieron al animal perdido y llamaron a la Policía. En su descargo, el abogado de los jóvenes aseguró que los adolescentes en ningún momento tuvieron intención de hacer daño al pingüino.

Más severo que ellos, el magistrado Brian Kucks les llamó “turistas inmaduros y estúpidos”, y les lanzó una advertencia: “Podrían haber terminado en la morgue si se hubiesen metido en el recinto equivocado. El de los osos polares por ejemplo. La próxima vez que vayan de fiesta consideren beber un poco menos de vodka”.
Fuente

Anuncio

Mono vicioso

Como evitar una multa.

Homer Simpsons

REDIOS!

Algunas veces… los juegos suelen poner algo nervioso al personal…

Las brujas que equivocan sus predicciones irán a la cárcel

Las brujas rumanas podrán ser sancionadas con multas o penas de cárcel si equivocan sus predicciones. Las profesionales de la magia negra, que ejercen legalmente desde comienzos de este año, estarían sujetas a una nueva ley que estudia aprobar el Gobierno de Rumanía para obligarlas a ofrecer un servicio más serio y exacto.

La ley les obligará a tener en cuenta algunas cosillas porque no todo va a ser acertijos y despreocupación.

Las profesionales de la brujería en Rumanía no podrán ejercer en lugares cercanos a escuelas, ni iglesias, pero además tendrán que presentar las facturas a Hacienda de sus clientes, según publica la web de SkyNews .

A las brujas esto les ha sentado como si las mandaran a la hoguera, porque desde que su profesión ha sido reconocida legalmente, tendrán que cotizar a la Seguridad Social, como cualquier trabajador rumano.

En respuesta a ello, prometieron lanzar toda clase de sortilegios y hechizos sobre el presidente al considerar que la ley las ha perjudicado.

La brujería forma parte de la cultura rumana desde hace siglos y sigue desempeñando un papel en la sociedad moderna.

Fuente

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 28 seguidores